Paul Rosolie
[email protected]

Tal vez el título del programa de Discovery Channel debió llamarse “NOT Eaten Alive” pues Paul Rosolie realmente no fue tragado por una anaconda.

La noche del 7 de diciembre debutó el especial “Eaten Alive” donde todos esperaban se realizaría una de las hazañas más peligrosas en la televisión ya que el conservacionista Paul sería tragado por una anaconda, o bueno al menos así lo promocionaron …

A víspera de que esto sucediera e incrédulos de que sus ojos verían algo así, 30 millones de televidentes estaban pegados a la televisión para ver este stunt pero cual fue su sorpresa que sólo la cabeza y hombros de Paul lograron ser abarcados por la anaconda gigante antes de que este gritara auxilio.

“Tiempo, necesito ayuda”, gritó Paul y en menos de segundos su equipo de rescate ayudó a que la anaconda lo soltara. Paul no lo volvió a intentar.

Decepcionados por no ver a un hombre vivo ser tragado por una gigante anaconda, las redes sociales se encendieron criticando a Discovery Channel y a Paul.

¿Será que lo más decepcionante de todo esto es que la gente esté “enojada” de no haber visto a una anaconda comerse vivo a un hombre?

Archivado En:

Want to read more articles like this one? SUBSCRIBE TO VARIETY TODAY.