Mohammed Islam

Mohammed Islam pasó de ser el “lobo” de Wall Street a un niño mentiroso en menos de 24 horas.

El estudiante de 17 años quien presumió de ser multimillonario al hacer inversiones durante la hora del almuerzo en su escuela, se inventó completamente la historia y en realidad no ha amasado gran fortuna.

Islam confesó a New York Observer que mintió durante su entrevista con New York Magazine de ser dueño de una fortuna de ocho dígitos (la cual se rumoraba ser $72 millones) y que está avergonzado de haberlo hecho, sentimiento que comparten sus padres, inmigrantes de Bengala.

“Realmente, mi papá no quiere saber de mí”, dice Islam en la entrevista. “Mi mamá básicamente no quiere hablar conmigo. Sus pensamientos son que si miento sobre algo tengo que enfrentar lo que hice, pero ellos ya no van a confiar en mí. Sabían que era falso, casi me querían matar y no he hablado con ellos desde que salió la nota”.

Islam, quien reside en Queens, Nueva York, desmintió haber acumulado una fortuna multimillonaria por comprar acciones, aunque aclara que sí tiene interés en lo de la inversión pero por el momento sólo es líder de un club de inversiones en su escuela donde simulan compras. Pero sólo son eso, simulaciones.

Y aunque será difícil regresar a la “normalidad” luego de haber fabricado esta historia, a Mohammed sólo le queda pedir disculpas.

“Estoy increíblemente apenado por cualquier daño que he causado”, dijo el estudiante de Stuyvesant High School. “A las personas que más les pido perdón son a mis padres. Hice algo que causó que perdiera su confianza”.

Archivado En:

Want to read more articles like this one? SUBSCRIBE TO VARIETY TODAY.