Mohammed Islam

ACTUALIZACIÓN 5p.m. PT: 

El joven que está en boca de todos por supuestamente ser dueño de una fortuna de $72 millones rompe su silencio para decir que esa no es la cantidad exacta y que sólo es dueño de algunos cuantos millones.

Para una entrevista con CNBC, Mohammed Islam declaró que no sabe de dónde sacaron esa cantidad y que no es correcta, aunque no quiso decir un número exacto.

“La atención no era lo que esperábamos – nunca queríamos esa atención. Esto se trataba de que mis amigos y yo estamos haciendo algo emocionante”, confesó Islam.

“Pensábamos ver un articulo regular, sobre lo que queremos hacer en un futuro. La manera en la que nos describen no es como somos”.

La publicación New York Magazine, la cual sacó la nota sobre este joven multimillonario el lunes 15 de diciembre, se defendió diciendo a través de un comunicado:

“La nota habla sobre los $72 millones como un rumor; cambiamos el título de la historia para que reflejara claramente el hecho de que no sabemos la cantidad exacta que hizo en sus inversiones”.

ANTERIORMENTE: 

Mientras unos intercambian estampitas de Pokemon durante el almuerzo de la escuela, Mohammed Islam aprovecha para invertir en acciones y bolsas durante su lunch break – ¡es por eso que ahora este joven de 17 años es todo un multimillonario!

A Islam le empiezan a decir el “lobito” de Wall Street luego de que New York Magazine diera a conocer sobre este chico inversor que ha amasado una fortuna de 72 millones de dólares.

El estudiante de Stuyvesant High School, uno de los institutos más prestigiosos en toda la nación, se caracteriza por ser tímido y modesto a pesar de ser todo un genio en el mundo de las finanzas, pues desde los 9 años le interesó esto de acciones e inversiones.

Islam suele reunirse con un grupo de amigos, quienes le dicen “maestro”, para hablar de finanzas, el futuro, y dinero … mientras comen caviar de $400. ¡Casual!

Cuando se le preguntó lo que él piensa mueve el mundo, dijo:

“El dinero. Si el dinero no fluye, las empresas no pueden progresar, no se puede innovar y no hay productos. Sin inversiones, sin crecimiento, no hay puestos de trabajo”, explica filosóficamente Islam a New York Magazine.

Pero para Islam y sus amigos no todo es dinero pues quieren dejar una huella positiva en el mundo.

“Queremos crear una hermandad, estar juntos y tener influencia”.

Y la lección más grande que ha aprendido? “Se aprende más cuando pierdes que cuando ganas” ya que según Islam un inversor se estanca cuando pierde.

Actualmente Islam reside en Queens con sus padres, inmigrantes de Bengala, pero como todo un millonario tiene su propio departamento en Manhattan y claro su carro lujoso, un BMW, no puede faltar … aunque cabe mencionar que todavía no tiene su licencia para manejar. Pero bueno eso es lo de menos …

Archivado En:

Want to read more articles like this one? SUBSCRIBE TO VARIETY TODAY.