Kanye West se subió al escenario de los BRIT Awards afortunadamente no para interrumpir el discurso de alguien, si no que para hacer lo que sabe hacer: cantar.

El miércoles 25 de febrero en el O2 Arena de Londres, el rapero aprovechó la celebración de esta fiesta musical para debutar su último single “All Day”.

La ocasión fue bastante especial porque la propia Kim Kardashian fue la encargada de presentar a su esposo al escenario británico donde vimos al rapero cantar la canción entre llamas y acompañado de Allan Kingdom.

En una reciente entrevista, Kanye dijo que su siguiente álbum está al 80% y que su lanzamiento será toda una sorpresa, así que los fans tienen que estar preparados para lo nuevo del cantante.

La ceremonia que es una especie de Grammys británico también contó con la participación de Ed Sheeran, Madonna que además de una canción interpretó una fea caída y Taylor Swift quien además bailó apasionadamente al ritmo de su ex enemigo, Kanye.

Archivado En:

Want to read more articles like this one? SUBSCRIBE TO VARIETY TODAY.