El repartidor de pizza en los
Kevin Winter/Getty Images

¿Quién pensaría que ser repartidor de pizzas te llevaría al escenario de los Premios Oscar?

Ese fue el caso de Edgar Martirosyan, el repartidor de pizzas que vimos el domingo en la ceremonia de los Oscars.

A Ellen DeGeneres, la anfitriona de la noche, se lo ocurrió ordenar pizzas ya que pensó que todos tenían hambre.

Edgar, dueño de Big Mama’s and Papa’s Pizzeria en Hollywood, recibió la llamada con el encargo. Edgar, quien fue invitado al programa de Ellen el día después de la ceremonia, dijo que a él sólo le dijeron que llevaría pizzas a escritores en el Dolby Theatre.

“Cuando llegué me dijeron que esperara. Después te vi y me dijiste ‘solo sígueme’.”

Y Edgar la siguió… hasta el escenario de los Oscars frente a todas las estrellas y millones de televidentes.

Edgar, originario de Rusia, dijo que estaba en “shock” y muy emocionado al ver a Julia Roberts, a quien describió como la “mujer de sus sueños.” “Yo siempre veía sus películas como “Pretty Woman” en Moscú,” le dijo a Ellen.

Pero aparte de repartirle pizza a Brad Pitt, Jennifer Lawrence y Meryl Streep, no se fue con las manos vacías.

Ellen pasó entre la audiencia el famoso sombrero de Pharrell para recolectar la propina y se recaudó un total de $600 dólares! Pero aparte, la conductora le entregó $1000 dólares a Edgar. ¡$1,600 en una noche no está nada mal, no?!

Miren que rico disfrutaron las celebridades de la pizza. Hasta nos dio envidia…

Archivado En:

Want to read more articles like this one? SUBSCRIBE TO VARIETY TODAY.