Taylor Swift aprovechó su tour mundial y un estadio lleno para dedicar una canción a su pequeño ahijado de dos meses.

Durante su concierto el 15 de agosto en Santa Clara, California, parte de su tour mundial 1989, Swift interpretó por primera vez en su gira la canción Never Grow Up, en honor a su ahijado Leo Thames, hijo de la actriz de la serie Hart of Dixie Jaime King.

“Escribí esto cuando tenía 18 o 19 años, pero mi amiga acaba de tener un bebé y me nombró madrina de él y mientras sostenía a este pequeño bebé la otra noche, ahora pienso diferente”, indicó la cantante en referencia a la canción que le dedicó a su ahijado, a quien conoció recientemente, compartiendo el momento en su cuenta de Instagram.

Meeting my boy. @jaime_king @kyle_newman

A photo posted by Taylor Swift (@taylorswift) on

King no estuvo en el concierto, pero supo de la dedicación y escribió un mensaje especial a su amiga, agradeciéndole el gesto.

Pero las sorpresas no acabaron ahí. Durante este concierto, Swift invitó al escenario durante su presentación a la cantante de música tradicional Joan Baez y a la actriz Julia Roberts, quienes bailaron en el escenario junto a la cantante, al ritmo de su canción Style.

Tonight Joan Baez and Julia Roberts danced it out to 'Style'. These two women are my heroes. What an honor.

A photo posted by Taylor Swift (@taylorswift) on

Archivado En:

Want to read more articles like this one? SUBSCRIBE TO VARIETY TODAY.