En la más reciente manifestación del país en contra de la brutalidad policial, miles marcharon en Washington D.C., Nueva York, y otras ciudades el sábado 13 de diciembre.

Se calcula que fueron alrededor de 50,000 los protestantes que salieron a las calles de la ciudad a proclamar su indignación por los recientes casos de jovenes afro-americanos que han muerto a manos de policías, como fue el caso de Eric Garner en Nueva York y Michael Brown en Ferguson, Missouri, entre varios otros.

El Reverendo Al Sharpton estuvo entre los organizadores de la marcha, y se hizo presente en Washington, D.C. “Esta no es una marcha negra o blanca,” dijo Sharpton en uno de sus discursos. “Esta es una marcha Americana para proteger a los derechos de todos los Americanos.”

Sharpton contó con el apoyo de los familiares de algunas de las víctimas, como Esaw Garner, viuda del fallecido Eric Garner. “Mi esposo era un hombre callado, pero ahora está haciendo mucho ruido,” dijo Garner.

La madre de Trayvon Martin, quien murió en 2012, también atendió las protestas.

En Nueva York miles marcharon desde Manhattan hacia Brooklyn, cruzando el Brooklyn Bridge después de recorrer la ciudad por el día. Se escucharon gritos de “Hands Up, Don’t Shoot” y “I Can’t Breathe” — ámbas frases en referencia a los casos de Michael Brown y Eric Garner.

Protestas similares se vieron en San Francisco, Boston, San Antonio, y otras ciudades.

A pesar de ser una protesta masiva, todo se mantuvo pacífico y no se han reportado arrestos.

Varios famosos se unieron a la causa, entre ellos Russell Simmons, Tyrese Gibson, el rapero Nas, Samuel L. Jackson, Jesse Williams, y Danielle Brooks de “Orange Is The New Black.”

My stance is clear.

A photo posted by Danielle Brooks (@daniebb3) on

A crazy sight to see #millionsmarchnyc #alllivesmatter

A photo posted by Vanessa Hudgens (@vanessahudgens) on

Archivado En:

Want to read more articles like this one? SUBSCRIBE TO VARIETY TODAY.